Control de accesos

Los controles de accesos llevan muchos años entre nosotros; es el momento de saber qué nos aportan y qué ventajas podemos obtener de ellos

La función del control de accesos es facilitarnos cada vez más el acceso casi a cualquier sitio.

Podemos controlar cualquier puerta como la puerta de un garaje, de nuestro portal, nuestra puerta de casa, una oficina, la puerta de una urbanización, etc. mediante un mando, un simple llavero o incluso nuestro propio smartphone.

Con un pequeño gesto como pasar un llavero por un lector, nuestra huella dactilar o incluso mediante reconocimiento facial., podríamos olvidarnos de sacar las llaves a la calle, sin necesitar nada más que nuestro teléfono móvil. O incluso salir de casa ¡sin nada de lo anterior!
Teniendo instalado tanto en nuestro portal como en la puerta de nuestra vivienda un teclado de control numérico, basta con marcar la clave que nosotros mismos hemos elegido y ¡puerta abierta!

Ofrecemos infinidad de soluciones para todas las necesidades que el cliente pudiera tener: movilidad reducida, avanzada edad y dificultad para el manejo de un sistema mecánico.

Y como la misma frase indica, no solo sirve para lo mencionado si no que también controla los accesos: quien entra, quien sale y cuando lo hace. Disponiendo así de un control total sobre el acceso que nosotros decidamos.

Galería

¿Necesitas alguno de nuestros servicios?

Contacta con nosotros sin compromiso
Contáctanos